Circuito en BUS por Madrid y París

Circuito 7 días flexibles con inicio en Madrid y final en París. Garantizadas todas las salidas.

Circuito Camino a Paris

Circuito bus Madrid y Paris Turista.

Si estás planificando tus vacaciones con antelación, necesitarás reservar un circuito que pueda garantizar tu salida en el día elegido. En este circuito están garantizadas todas las salidas con un mínimo tiempo de antelación, por lo que es ideal para aquellos viajeros que eligen esta ciudad como punto de inicio para conocer Europa.

DESTACAMOS:

Visitas: Madrid, San Sebastian, Burdeos, Blois, Paris.

Este circuito se inicia en Madrid y finaliza en Paris.

Piensas en Europa, ven te la enseñamos!

  • Duración: 7 dias
  • Alojamiento: Paris, Burdeos, Madrid
  • Visitas: Blois, San Sebastian

Desde 530€ 493

torre eiffel paris

Referencia de la oferta: 971

Utilice este número cuando hable con un agente para facilitarnos un mejor soporte

Nuestro precio incluye:

  • Circuito en autobús, 7 días de viaje.
  • Recorrido en autocar con guía de habla hispana, seguro básico de viaje, alojamiento y desayuno continental.
  • Inicio del circuito: Madrid
  • Final del circuito: Paris
  • Visitas: Madrid, San Sebastian, Burdeos, Blois, Paris
  • Visita panorámica en: Madrid, Paris
  • Excursion: Versalles en Paris
  • Traslado: Barrio de Montmartre en Paris

Alojamientos:

  • Madrid, 2 noches
  • Burdeos, 1 noche
  • Paris, 3 noches

Nuestro precio NO incluye:

  • Entradas a Museos, monumentos y otros puntos que no se encuentren detallados en el itinerario.
  • Extras en los hoteles.
  • Vuelos u otros transportes hasta la ciudad de inicio del circuito Madrid

Podemos ayudarle a buscar los vuelos hasta la ciudad de inicio y regreso, solicítelo a nuestros agentes de viajes.

Madrid

Llegada a MADRID. Traslado al hotel. Por la tarde incluimos una visita panorámica de la ciudad, Palacio Real, Fuente de Cibeles, Paseo del Prado con sus museos, Gran Vía. Finalizamos la visita en la Plaza Mayor, donde podrá disfrutar del ambiente nocturno de esta zona.

Madrid

Día libre. Opcionalmente le ofrecemos conocer la histórica ciudad de Toledo.

Madrid - San Sebastian - Burdeos

Salimos temprano de Madrid, pasos de montaña, tierras de Castilla. Hermosos paisajes en el País Vasco. SAN SEBASTIÁN, llegada a la hora del almuerzo. Tiempo para almorzar y pasear por el casco histórico o por la hermosa playa de la Concha. Continuación de ruta hacia Francia. BURDEOS, llegada al final de la tarde. Sugerimos un paseo por el centro de esta ciudad declarada Patrimonio de la UNESCO.

Burdeos - Blois - Paris

Atravesamos la campiña francesa; tierras de vinos: Burdeos, Cognac. En el Valle del Loira paramos en BLOIS, ciudad junto al río, con su castillo, uno de los ejemplos más bellos de arquitectura en el valle del Loira. Tiempo para almorzar y pasear. Continuación a PARÍS donde llegamos al final de la tarde.

Paris

Incluimos un traslado al Palacio de Versalles. Podrá pasear por sus hermosos jardines o visitar su interior si lo desea (para los grupos con visita el lunes este traslado se realizará el martes por cierre del palacio). Tras ello iremos al barrio bohemio de Montmartre con sus pequeños restaurantes y sus artistas al aire libre donde podrá almorzar. Tras el almuerzo realizamos una visita panorámica de París con guía local. Tiempo libre. Regreso al hotel. Opcionalmente podrá asistir al espectáculo del Molino Rojo.

Paris

Día libre en París. Si lo desea podrá realizar una actividad opcional: visita del Barrio latino con catedral y paseo en el río Sena. Les sugerimos visitar el museo del Louvre.

Paris

Después del desayuno, fin de nuestros servicios.

*La información contenida en el mapa es orientativa, pudiendo el organizador del viaje cambiarla según la necesidad.

hotelCiudades de alojamiento previsto.
fotoCiudades con visitas previstas

El museo del Prado.

El proyecto arquitectónico se inició a mediados del siglo XVIII y supuso la culminación artística de Juan de Villanueva, uno de los representantes del Neoclasicismo español. Situado en el popular Paseo del Prado, cerca del casco histórico y de otro emblemático edificio, la Puerta de Alcalá, alberga una de las colecciones pictóricas más relevantes en lo que se refiere al arte renacentista y barroco europeo. Pintores como Velázquez o Rubens, entre otros muchos, ocupan un espacio protagonista en su interior.

El Palacio Real.

En su construcción intervinieron arquitectos de la talla de Filippo Juvara, Juan Bautista Sachetti y Francesco Sabatini, quien lo concluyó a mediados del siglo XVIII, sirviendo de alojamiento y residencia habitual a Carlos III. Edificio imponente, propio del barroco de influencia italiana, alberga colecciones de muy diversa índole: pintura, escultura o tapicería. Además de estas valiosas colecciones, cabe mencionar el Salón del Trono, los Jardines del Campo del Moro y la Capilla Real, flanqueada por cuatro columnas y un campanario que culmina el espacio arquitectónico.

La Catedral de la Almudena.

Frente al Palacio Real, en la Plaza de la Armería, se encuentra la fachada principal de la Catedral de la Almudena, cuyos orígenes se remontan a la última etapa del medievo. Sede actual de la archidiócesis de Madrid, mezcla diversos estilos arquitectónicos, predominando las influencias neoclásicas y barrocas. En su interior se encuentra el altar consagrado a la Virgen de la Almudena, patrona de la ciudad.
Estas edificaciones combinan escultura, arquitectura y pintura, son obras de arte en sí mismas, testigos privilegiados de un tiempo que acogió a los grandes artistas europeos.

Las mejores vistas de París

Los 210 metros de la Torre Montparnasse se superan en apenas treinta segundos. La planta 56 es un mirador ideal para los días borrascosos. Pero si hay ocasión hay que subir hasta la planta 59. Sin el mínimo lugar a dudas, la mejor vista de París. Aquí se obtiene una panorámica de la ciudad cuál si se estuviese viendo un plano turístico. Aunque suben al año casi un millón de turistas no suele haber colas, por lo que se puede aprovechar mejor el tiempo que subiendo a la Torre Eiffel, donde las colas son interminables.

Anochecer en París

Cuando el día comienza a declinar lo más aconsejable es coger el metro hasta el barrio de los artistas y ver atardecer desde la Basílica del Sacré Coeur. Tras ella, entre laberínticas calles se encuentran muchos restaurantes con precios para todos los gustos. Además es posible adquirir cuadros de artistas profesionales y aficionados que exponen sus obras al paso de los viandantes. Después de cenar el Trocadéro es el destino imprescindible. Desde el mirador de este edificio militar solo hay que esperar 30 minutos para ver la torre más famosa de París iluminada como si fuera un árbol de Navidad. Una estampa de la que no se olvidan visitantes y foráneos.

Los tesoros de París

La ciudad de París está sembrada de museos. Todos dignos de visita. Además de iglesias que tienen tanto que ofrecer por fuera como por dentro. Pero entre las imprescindibles no puede faltar una visita al Hospital de los Inválidos y a la Basílica de la Magdalena. Ambos templos son ejemplos de todo lo que París aún le queda por mostrar. En el apartado de museos el Louvre tiene que tener un hueco en la agenda. Y para los que les gusta descubrir las ciudades paso a paso pueden pasear por las calles del barrio judío, próximo a la Plaza de la Bastilla.

  • ME AGRADO MUCHO EL TRATO Y EL HOTEL EN MADRID FUE EL WEARE CHAMARTINE, EL RECORRIDO A TOLEDO Y EL GUIA EN TOLEDO ASI COMO EL GUIA JESUS SIEMPRE MUY ATENTO PERO NO FUE LO MISMO EN PARIS EL GUIA ALFREDO MUY SOBERBIO Y CON POCA PACIENCIA ATREVIDO Y TE TRATABA BIEN SI COMPRABAS TODO LO Q OFRECIA

  • me gusto todo

  • me gusto todo

  • Desde la agente de viajes, como los guías Excelentes. Los felicito...

  • La atención en Madrid y los hoteles antes de llegar a paris fueron excelente,los guias muy buenos y pacientes

  • Los tours básicos y los tours opcionales se complementan muy bien, y permitieron conocer mejor nuestros destinos, sobre todo en París.

< >

Madrid es, sin duda, una de las ciudades más atractivas de Europa. A su ambiente hospitalario y dinámico, se suma una importante oferta cultural y artística, fruto del empuje vital y creativo de sus habitantes a lo largo de los siglos. El Museo del Prado, el Palacio Real y la Catedral de la Almudena son solo algunos de los ejemplos más representativos de una capital que oscila entre la tradición y la modernidad.

Sobre París

París, un nombre tan pequeño para una ciudad tan grande. No importa cuantas veces se haya visitado París, siempre hay algo por descubrir. París es una ciudad de película que engatusa y enamora. Una ciudad que se puede disfrutar tanto de día como de noche. Una ciudad que nunca cansa al visitante.

Siempre hay una primera vez

Descubrir parís por primera vez es un rito iniciático que se puede comenzar en muchos lugares de la ciudad. Pero probablemente lo mejor sea comenzar por sus orígenes. Por la Ile de la Cité. La isla que el Sena atrapa y defiende como un cinturón de castidad guarda la virginidad de una moza. Es el escenario idóneo para comenzar a conocer la «ciudad del amor».

En París no hay que tener prisas. Lo mejor es escoger una de las cafeterías que surgen en torno a la Catedral de Notre Dame y dejarse acompañar por un sabroso crepe. Esta es una costumbre muy extendida entre los parisinos. Las sillas de las terrazas no se colocan enfrentadas, sino mirando a la calle. Lo que deja entrever la idiosincrasia de París. En la isla los sauces acarician el Sena mientras los barcos cargados de turistas recorren la columna vertebral de la ciudad. La Catedral y la Sainte Chapelle son las dos joyas religiosas de la isla. Junto a esta la Isla de san Luís también alberga sus propias joyas.

París no se puede acaparar de una vez. Hay que disfrutar cada detalle. Pararse en los puestos de libros de segunda mano que flanquean al Sena. Recrearse con los artistas locales que surgen por las calles más turísticas. Contemplar la magnificencia de sus parques, avenidas y museos.

Una ciudad para saborearla

Una vez superada la primera imagen de la ciudad, se puede comenzar a disfrutar del resto. Los grandes bulevares siempre son una opción. Pero el centro no se puede olvidar. Callejear por el centro buscando sus plazas y monumentos más representativos es una placer para la vista y para el olfato. Las numerosas cafeterías, pastelerías y «bistrós» que salen al encuentro hacen irresistible la tentación de probar los sabores parisinos.

En París hay centenares de rutas temáticas que atraviesan la ciudad. Multitud de opciones para todo tipo de turistas. Las rutas literarias son más populares, y de ellas la que recrea los pasos de Victor Hugo. No obstante, siempre se puede optar por los imprescindibles para llevarse un buen sabor de boca de París.

CONSULTA DE PRECIOS Y RESERVA

1 SELECCIONE LOS DATOS DEL VIAJE
  • TIPO DE ITINERARIO
  • ITINERARIO PERSONALIZADO: INICIO Y FIN DEL VIAJE
  • ITINERARIO RECOMENDADO: CIUDAD DE SALIDA Y NUMERO DE NOCHES
  • HABITACIONES

Otros viajeros interesados por esta oferta de viaje, también han visto